Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

Cómo tener unos pies bonitos y sanos

Más del 80% de la población, sufre algún problema en sus pies, por eso, queremos darte unos cuantos consejos para que puedas lucir unos pies bonitos y sanos.

YOLANDA BARBERÁN / MUJERACTUAL
Pies bonitos y sanosLos pies suelen ser la parte más descuidada de nuestro cuerpo, a pesar de que deben soportar a diario nuestro peso corporal. Nos empeñamos en encerrarlos la mayoría de las veces en calzados inadecuados, por eso no debería sorprendernos que ellos respondan con esos incómodos y antiestéticos callos o juanetes, o que al final de la jornada suframos dolor de pies.

Por todo ello, vamos a darte unos cuantos consejos, para que puedas lucir unos pies bonitos y sobretodo, sanos y descansados.

Calzado
La elección del calzado es muy importante, éste debe ser de piel, para que nuestros pies puedan transpirar, y sobretodo, cómodo, ni demasiado alto, ni demasiado bajo, lo ideal sería un tacón de unos dos o tres centímetros.

Siempre hay que elegir un zapato adecuado a la horma de nuestro pie, y evitar las puntas estrechas, que son las grandes responsables de los antipáticos juanetes y también debemos evitar que sean demasiado cerrados, porque comprimen excesivamente nuestro pie.

La mejor manera de comprar zapatos, es probarte ambos, con medias o calcetines, anda un poquito, ponte de puntillas y mueve los dedos, si te sientes incómoda, lo mejor es no comprarlos, y recuerda que siempre ha de quedar un centímetro y medio entre el extremo de tu dedo más largo, y el del zapato.

Si se trata de comprar zapatillas deportivas, intenta doblar la punta sobre el talón, si como mucho consigues doblarlas una tercera parte, es que poseen la flexibilidad adecuada, y si intentas retorcerlas como si estrujaras un paño y no puedes, quiere decir que poseen buena estabilidad lateral, y no sufrirás torceduras con ellas. Recuerda que aunque te sientas muy cómoda con este tipo de calzado, no hay que abusar de él, pues como su nombre indica, es para hacer deporte, y lo ideal sería usar distintos calzados para hacer deporte, para andar, para bailar, trabajar...

En verano, debemos utilizar en la medida de lo posible sandalias, para asegurar a nuestros pies una buena transpiración, a pesar de las elevadas temperaturas. Es muy recomendable cambiar de calzado varias veces al día, alternando diferentes alturas de tacón.

Higiene
Debes lavar a diario tus pies y secarte bien los dedos, así como cortar regularmente las uñas, siempre rectas, para evitar que se encarnen, luego espolvoréalos con polvos talco, pues además de ser bueno para ellos, son muy relajantes.

Utiliza siempre medias o calcetines de fibras naturales y cámbiatelos a diario, pues además de impregnarse del olor de nuestros pies, se ponen tiesos y luego rozan la piel.

(página 1/2) sigue en ...