Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

Decoloración del vello

La decoloración del vello superfluo puede ser una alternativa a la depilación.

YOLANDA BARBERÁN / MUJERACTUAL
Decoloración del velloLa decoloración del vello superfluo puede ser una alternativa a la depilación, siempre y cuando el vello de la zona a tratar no sea demasiado grueso o espeso. Habitualmente estos productos son utilizados para la decoloración del vello del rostro, antebrazos y piernas, o la zona que rodea al ombligo, es decir, para todas aquellas zonas que más que vello tengan pelusilla o pelos incipientes.

Antes de utilizar estos productos decolorantes, que puedes encontrar en farmacias y perfumerías, debes de lavar la zona a tratar con agua y jabón, y después secarla a fondo con una toalla suave sin friccionar la piel. Pero no utilices estos productos después de haber tomado un baño o una ducha, puesto que la piel se halla más sensible.

A continuación deberás preparar el producto decolorador, pues normalmente se presenta en dos envases, uno a base de agua oxigenada y que puedes encontrar en forma de crema, gel o líquido, y otro con la sustancia decolorante que puedes encontrar en forma de crema o en polvo. Sea cual sea la forma de su presentación, deberán ser mezclados justo antes de ser utilizados y siempre siguiendo las instrucciones del fabricante.

Una vez preparada la sustancia decolorante, la aplicas sobre la zona a tratar con la ayuda de una espátula, ya sea de madera o plástico. La dejas actuar por espacio de 15 minutos. Antes de retirarla (siempre con la ayuda de la espátula) comprueba a contraluz que el vello es halla decolorado a tu gusto, si no es así deja actuar el producto unos minutos más.

A continuación retiras todos los restos del producto con abundante agua tibia y te secas con una toalla suave efectuando ligeras presiones. Para finalizar te aplicas una crema hidratante efectuando un ligero masaje.

Si es la primera vez que vas a utilizar un producto decolorante para el vello corporal, te aconsejamos que realices una prueba en una zona pequeña para comprobar que no se produce ninguna reacción en tu piel, ya que la gran desventaja de estos productos es que pueden llegar a provocar irritaciones. Ten la precaución también de no aplicarlo sobre mucosas, heridas u otras lesiones cutáneas. Tampoco expongas tu piel a los rayos solares justo después de haberte realizado la decoloración, pasadas unas horas podrás tomar el sol pero siempre y cuando te hayas aplicado una protección solar con el filtro adecuado.

Otra desventaja es su olor, algo fuerte, quizás incluso un poquito desagradable. Claro que también tiene múltiples ventajas, ya que estamos hablando de un método rápido, cómodo, barato e indoloro, que no afecta para nada al crecimiento del vello y que lo vuelve transparente, casi invisible durante un tiempo aproximado de un mes.