Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

Crema hidratante corporal: un cuerpo hidratado, nutrido y lleno de luminosidad todo el año

En verano pensamos en proteger nuestra piel frente a agresiones externas como el sol, la sal del mar, etc. En cambio, en invierno olvidamos que las temperaturas gélidas, la calefacción o los cambios bruscos de temperatura pueden provocar que nuestra piel se reseque o incluso que se descame y deshidrate.

ABAI WORLD / TECNOESTÉTICA
Mujer poniéndose crema hidratanteLos factores ambientales que, día a día, dañan nuestra piel hacen imprescindibles tratamientos específicos que den respuesta a las necesidades corporales de hidratación, luminosidad, restablecimiento del tono de piel opaco y un aumento de la capacidad de defensa de la piel.

Como todos los seres vivos, necesitamos agua para sobrevivir; y nuestra piel no es una excepción. Al tratarse de una parte del organismo especialmente susceptible a las agresiones externas, nuestra epidermis sufre con facilidad estados de deshidratación o sequedad en sus capas más superficiales con la consiguiente rigidez y pérdida de elasticidad.

La deshidratación de la piel
A través de los años, el contenido hídrico de nuestra piel disminuye de manera natural pero ello no significa que las pieles más jóvenes no sufran también problemas de deshidratación. El alcohol, el tabaco, una alimentación rica en grasas saturadas, las exposiciones solares y los ambientes demasiado fríos o calientes son factores determinantes para la pérdida de humedad, una condición que se manifiesta con rapidez en la epidermis en forma de sequedad, enrojecimientos, arrugas prematuras o granitos.

Algunos principios activos de cremas hidratantes corporales

  • Aceite de almendras dulces: acción dermosuavizante y reparadora, debido a su capacidad de sustituir los lípidos perdidos con la edad por otros sanos y jóvenes.
  • Vitamina A: gran regenerador celular que alisa la dermis, iguala el tono luminoso y potencia el crecimiento celular.
  • Vitamina C: fundamental para conservar la elasticidad y retrasar el envejecimiento de la piel. Además, neutraliza los radicales libres por ser un potente antioxidante.
  • Vitamina E: potente regenerador de tejidos que estimula el metabolismo celular de la piel y protege su contenido normal en grasas.
  • Urea: incrementa el contenido de agua en la piel dispersando la queratina epidérmica de forma similar a un peeling natural suave.
  • Vitamina PP: contribuye a la nutrición de la epidermis, manteniéndola elástica y sana.
  • Extracto de soja: actúa como un potente antioxidante y por tanto es un completo agente antienvejecimiento.
  • Mucus vesiculosus: emoliente, protector, tónico y reforzador del film hidrolipídico. Estimula la circulación y elimina toxinas.
  • Inositol: aporta consistencia y densidad a las estructuras dérmicas.
  • Castaño de Indias: acción tónica venosa, antiinflamatoria y antiséptica, además de una acción detoxificante corporal.
  • Chitosan: Ayuda a retener la humedad cutánea y mejora la elasticidad dérmica. Tras su aplicación, el grado de humedad cutánea aumenta en el primer día de tratamiento un 10%, llegando a un 23% al octavo día.

Ampliar

  • Nutrir e hidratar en un acto: el baño diario
  • Hidratación corporal