Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

Haciendo el amor con Erika

ANGÉLICA S. / LECTORA DE MUJERACTUAL
Haciendo el amor con ErikaLes escribo porque soy una mujer que me considero hermosa, pero además lucho día a día para mantener mi cuerpo en forma por mí y por mi pareja.

He visto películas, escuchado en radio y televisión y leído libros y artículos en revistas que te motivan a luchar por lo que deseas, y yo haré todo lo que esté a mi alcance para lograrlo.

He tenido varios novios, pero en su mayoría, su objeto central sexualmente es su satisfacción, y no muchas veces se preocupan por mí. No estoy de acuerdo en algunas cosas, pero estaría dispuesta a aceptarlas si mi novio se preocupara de esa manera por mí y por mi satisfacción.

Adquirí la novela "Haciendo el amor con Erika", porque decía que se refería a la manera de cómo una mujer llegó al máximo clímax sexual, gracias al estudio y creatividad de su pareja.

El primer día que la empece a leer, tuve que dejar de hacerlo en la página 27, porque estaba muy excitada. A pesar de ser una historia corta, tuve que leerla en 4 días por las imágenes que seguían llenando mi cabeza.

Nunca me había masturbado, hasta ese momento me he considerado conservadora por la educación que me dieron mis padres, pero pasé tanto tiempo pensando en las situaciones eróticas, que lo tuve que hacer. Pero no quiero que dichos momentos se queden en un momento "yo sola". Nunca creí que un libro pudiera causarme excitación de esa manera.

Quisiera que mi novio leyera la novela, para que tuviera ideas. Pero si yo se la refiero, sería como saber qué va a pasar, y eso mataría el erotismo. Sé que los hombres piensan mucho en sexo, pero si esos pensamientos se unen a que también satisfagan a su pareja, en este caso a mí, disfrutaré más de mí y de él, y viceversa.

Según la novela, el amante debe de satisfacer no sólo las necesidades, sino los deseos de su pareja también. Me gustaría que mi novio escuchara o leyera algo sobre la novela, no es muy apto para escuchar programas o leer artículos cuando son demasiado serios o son presentados por psicólogos o ginecólogos.

Quiero que escuche o lea algo que le atraiga y que atraiga su interés a leerla. Yo quiero vivir algunas cosas como lo del baño de leche de la novela. Entonces, si él lo escucha o lee y aprende a excitarme de esa manera, sé que me la pasaré en la cama con él. Haré lo que él quiera.

Desde que la leí, mi deseo por una situación así, me impulsa a querer aprender junto con mi pareja. Ahora que me doy cuenta de todo esto, creo que si él no tiene esa misma disposición que yo, buscaría otra pareja.

¿Pero dónde puedo encontrar un hombre así, como el de la novela? Yo haría cualquier cosa por tener un hombre así.

Sinopsis del libro
LIBROS EN RED

Una mujer debe de ser esposa o novia, amiga, amante y prostituta para poder complementar totalmente a su hombre. El Hombre debe de aprender a satisfacer a su mujer. Johnwolf quiso enseñarle esto a Erika, pero ella no aprendió a ser novia ni amiga, y sí llegó a ser la mejor amante y prostituta.

"Haciendo el amor con Erika" es una historia real sobre cómo una mujer frígida llegó al máximo clímax sexual gracias al estudio y la creatividad de su pareja. Nos enseña que debemos satisfacer las necesidades y deseos de nuestra pareja para complementarla, de modo tal que encuentre todo para ser feliz en la persona que ama, y que ninguno de los dos tenga que buscar placer en alguien más.