Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

De nuevo la celulitis

La celulitis es una de nuestras peores enemigas, sólo un 10% de mujeres se librará de padecerla. Acabar con ella no es fácil, para ello podemos utilizar dietas, ejercicios, cremas, masajes... pero la solución radica en saber combinar estos elementos, además de ser especialmente constantes y pacientes para obtener buenos resultados. Aunque eliminar la celulitis por completo es difícil, si podremos evitar su evolución y mejorar notablemente el aspecto exterior de la piel.

ANTONIA HIDALGO / MUJERACTUAL
Muchas de nosotras nos preguntamos ¿qué es y por qué tenemos celulitis?. Pues bien, la celulitis no es otra cosa que la alteración del tejido subcutáneo en el que se produce un aumento de volumen en zonas localizadas debido a la acumulación de grasas, retención de líquidos y también de toxinas, todo ello unido a una mala circulación sanguínea y una degeneración del tejido conjuntivo subcutáneo, que provoca un envejecimiento de la piel.

Si afecta mayoritariamente al sexo femenino es debido a que está directamente ligado con los procesos hormonales, aunque no debemos olvidar que existen otros factores como los hereditarios (la predisposición a tenerla se hereda), alimenticios (aumento del consumo de productos grasos) desarreglos digestivos, mala higiene de vida y trastornos nerviosos. Contrariamente a lo que se cree, no es una afección exclusiva de las personas con exceso de peso, pues las mujeres delgadas no están exentas de tener celulitis y en muchas ocasiones en mayor medida.

¿Cómo saber si tenemos celulitis?
Imagen
Debajo de la piel existen tres capas de grasa. La celulitis se desarolla en la parte más superficial de las tres capas. Se llama la hipodermis o la capa de grasa subcutánea. La hipodermis está organizada en cámaras por las fibras del tejido conectivo.
Cellulite Expert

La reconoceremos fácilmente por la textura de "piel de naranja"; la piel está adherida profundamente y no podremos pellizcarla con facilidad, notaremos la presencia de nódulos como lentejas o guisantes al pasar los dedos por la piel, y al palparnos esa zona puede incluso a producirnos algo de dolor, el tejido celular subcutáneo está duro y puede haber alteraciones circulatorias (varices, capilares, etc.).

Independientemente del peso, la edad o el deporte que se haga, el caso es que este mal afecta mayoritariamente a la mujer, un 90% de nosotras, frente al 15% de hombres que se ve afectado, aunque los lugares de aparición son diferentes en uno y otro sexo. En los hombres suele aparecer en el cuello y en la parte superior del abdomen, mientras que en las mujeres los lugares más comunes son la zona abdominal y por encima del ombligo, cartucheras y caderas, región sacro-lumbar y en las nalgas, muslos (cara interna y externa), rodillas, piernas y tobillos, zona cervical (joroba de bisonte), y con menos frecuencia y por causa de la menopausia aparece en la parte superior de los brazos.

¿Cómo hay que luchar para combatirla?
La celulitis es una alteración que no se resolverá por sí sola, sino que tendremos que emprender una lucha sin cuartel para poder vencerla, y uno de los componentes esenciales para triunfar es la constancia. Algunos consejos que podemos seguir son:

  • Evitar las prendas de vestir muy ceñidas y apretadas como son las fajas, tejanos y cinturones.
  • No usar zapatos con tacones muy altos.
  • No llevar una vida sedentaria (si no nos movemos contribuiremos a que la grasa se adhiera al plano cutáneo profundo y se quede allí instalada).
  • No someternos a cambios de peso, deportes bruscos y masajes agresivos.
  • No debemos fumar y beber alcohol.
  • Ni estar mucho tiempo de pie.

Aparte de seguir estos consejos, las soluciones eficaces las encontraremos en una dieta adecuada, el ejercicio y la ayuda cosmética.

(página 1/2) sigue en ...