Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

¿Eres de las que engorda y adelgaza como un globo?

Se trata de saber qué hacer para adelgazar de la manera más sana. Olvídate de las horribles dietas que sólo sirven para adelgazar, volver a engordar y convertir tu piel en una piel estriada y fláccida.

GRACIA ELVIRA / MUJERACTUAL
¿Eres de las que engorda y adelgaza como un globo?Hay que empezar por ser consciente de que cada uno tiene un cuerpo diferente, lo que a uno le adelgaza a otro le engorda, lo que a uno le beneficia a otro le perjudica, tantos colores como personas en el mundo. Por eso hay que empezar conociendo uno su propio cuerpo y trabajarlo desde ahí. No tenemos la panacea, no existe, pero podemos ofrecerte cuatro buenos consejos.

Primera regla

    Primero es saber cuánto peso te sobra para saber hasta dónde llegar. Hay una sencilla regla aritmética que propone la Organización Mundial de la Salud para saberlo: "Hay que dividir el peso por la altura al cuadrado. Si el resultado es menos que 24, el peso es correcto; si está entre 25 y 28 se considera sobrepeso y cuando el número que sale es superior a 30, sería obesidad." [ Cálculo del índice de masa corporal ]

    Lo más correcto es reducir unas 500 calorías al día para empezar a notar una pérdida de peso, los médicos aconsejan que esas calorías deben perderse del consumo de grasas y dulces.

Segunda regla

    No hagas dietas estrictas sin nada de ejercicio, está demostrado que se pierde más peso y de una forma más sana quemando calorías con el ejercicio. No es una frase manida, es verdad, olvídate de las tonterías de no comer más que fruta o comer una vez al día... come tres veces al día como mínimo, olvídate de los dulces y haz ejercicio al menos dos veces en semana. Y si la primera semana no adelgazas, lo harás la segunda y si no la tercera... pero adelgazarás, seguro.

Tercera regla

    Muchas mujeres padecemos de hinchazón, nunca conseguimos tener un vientre ya no plano, sino semiplano, hemos perdido la ilusión de ponernos un top en verano o simplemente de desabrochar el último botón de la camisa para parecer algo más sexy. A veces esa sensación de estar hinchadas se debe a una acumulación de líquidos o de gases. Para eliminarlos es muy efectivo:
    1. Comer sin sal, pero sin sal a rajatabla, ya que ésta favorece la retención de agua por el organismo.
    2. Duplicar las comidas con fibra, por ejemplo sustituir los desayunos habituales por yogures con salvado, al principio lo notarás horrible, después te acostumbras. Comer más lechuga, más verdura de hoja verde, pasta y cereales integrales.
    3. Olvídate de las bebidas con gas.
    4. En última instancia, si con todo esto no consigues deshincharte, puedes acudir a un centro de estética para que te aconsejen si con unos masajes o algún otro tratamiento pueden ayudarte a eliminar líquidos o gases, según sea tu problema.

Cuarta regla

    Aunque el peso se pierda paulatinamente, la piel se resiente de esa pérdida de grasa y agua y se destensa. Hay que evitar la flaccidez y para ello no hay más remedio que aplicarse cremas a diario, mejor dos veces que una. En el mercado hay cremas reafirmantes que contienen sobre todo vitamina E y otro tipo de activos que son efectivos para devolver parte de la elasticidad perdida. Si lo necesitas, puedes utilizar también cremas anticelulíticas que aunque no hacen milagros pueden ayudar a que el aspecto de nuestros muslos sobre todo, mejore. Las cremas son más efectivas si las aplicamos después de haber exfoliado la piel y con ésta bien seca, también algunos especialistas en cosmética recomiendan que éstas se apliquen por la noche, puesto que es el momento de mayor regeneración celular.