Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

Normas básicas de seguridad con la electricidad

Es indispensable ser cauta y respetar unas normas básicas de seguridad cuando vayamos a manipular una instalación o aparatos eléctricos, pues corremos el riesgo de provocar un incendio e incluso heridas; para evitarlo tendremos en cuenta unos cuantos consejos.

ANTONIA HIDALGO / MUJERACTUAL
Consejos básicos para manipular la electricidad
    Bombilla
  • No comenzaremos un trabajo que no sepamos bien cómo realizar.
  • Cuando vayamos a manipular un aparato eléctrico, lo desenchufaremos siempre antes de empezar.
  • Si el trabajo a realizar es sobre un circuito, previamente desconectaremos el interruptor general.
  • No debemos trabajar en lugares húmedos ni tocar los aparatos eléctricos con las manos mojadas.
  • No pondremos nunca un cable eléctrico flexible debajo de una alfombra donde se pueda deteriorar al ser pisado y dejar los hilos eléctricos al descubierto.
  • No utilizaremos nunca grapas normales para sujetar los cables a la pared, pues se podrían perforar.
  • Si tenemos un cable eléctrico estropeado, lo mejor será sustituirlo por otro y no intentar repararlo con cinta aislante.
  • No intentaremos alargar un cable flexible mediante empalmes retorciendo los hilos; pues para realizar empalmes seguros podemos utilizar regletas de conexión, fabricadas en plástico, caucho o porcelana.

En el cuarto de baño
La combinación de agua y electricidad hace que el cuarto de baño sea una de las habitaciones de la casa más peligrosas, por lo que para evitar riesgos innecesarios debemos tener presentes una normas esenciales.

Lo primero que tendremos que hacer es dividir el cuarto de baño en tres zonas en función de su peligrosidad:

  1. En las paredes donde esté encuadrada la bañera o el plato de ducha sólo se permite alguna instalación eléctrica por encima de los 2,25 metros de altura. Por debajo de esta medida es la zona de prohibición rigurosa y en ella sólo podemos poner mandos de timbre accionados por un cordón o cadena de material aislante.

  2. En la segunda zona, la de protección, mantendremos la misma altura de 2,25 metros, extendiéndola un metro alrededor del perímetro de la bañera o ducha; aquí sólo están permitidos armarios con doble iluminación incorporada, aparatos de iluminación o calefacción con doble aislamiento o base de maquinas de afeitar con el transformador aislado. Por el contrario, están totalmente prohibidos las tomas de corriente, los interruptores y las cajas de empalmes.

  3. La tercera zona comprendería el resto del cuarto de baño y aquí podríamos colocar todo tipo de aparatos, siempre y cuando lleven el signo que nos indica que están protegidos contra el agua y además tengan el doble aislamiento, el de toma de tierra o un transformador aislado. También podremos colocar interruptores que no tengan partes metálicas accesibles y los enchufes con toma de tierra. El calentador de agua eléctrico deberemos evitar colocarlo en la zona de prohibición y nunca tocaremos su caja de conexiones sin haberlo desenchufado previamente.

¿Qué hacer en caso de resultar herido por la electricidad?
En el caso de no haber tomado las debidas precauciones y alguien resultase electrocutado, lo primero de deberemos hacer sin la menor dilación es desconectar el suministro de corriente eléctrica, después apartaremos a la persona afectada del contacto, pero sobretodo sin tocarla, bien tirando de su ropa o utilizando un bastón o cualquier otra cosa no metálica.

Si dejara de respirar le practicaremos el boca a boca. Jamás le ofreceremos a beber bebidas con alcohol y tampoco la cubriremos con mantas. Lo que sí conviene es friccionarle el cuerpo con las manos, para así activar la circulación sanguínea, no parando hasta que el médico llegue.

Sobretodo no deberemos perder los nervios para así atender al herido con la mayor eficacia, evitando los accidentes secundarios tanto al herido como a quien le ayuda.