Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

Conejos enanos

La aparición de estos pequeños animales es relativamente reciente, hace unos treinta años que los criadores holandeses los hicieron populares y hoy es una de las mascotas más apreciadas.

GRACIA ELVIRA / MUJERACTUAL
Conejo enanoCuando llevamos al conejo enano a casa debemos tener una serie de condiciones mínimas para su cuidado:

Habitáculo
En primer lugar, si vamos a tenerle dentro de casa, necesitaremos una jaula que tiene que estar cerrada por arriba y de las siguientes dimensiones, debe tener una superficie de 75 x 38 cm y una altura de 40 cm por lo menos, ya que el animal debe poder ponerse en pie sobre sus patas traseras cómodamente.

La profundidad de la jaula debe ser al menos de 7,5 cm, y es recomendable que si es de alambre, éste no llegue hasta el fondo de la jaula sino que acabe encima de la bandeja de plástico que sirve de base a la jaula, de forma que se apoye en ésta y no en el fondo.

En la base de la jaula deberemos poner, turba, virutas de madera o serrín, ya que estos materiales absorben muy bien la orina, no es recomendable colocar paja ya que no es capaz de absorber la humedad ni los olores.

Habrá de colocarle en la jaula un bebedero de agua, siempre con agua limpia y un comedero de un material que no pueda roer ni romper el conejo, en las tiendas especializadas podrá encontrar recipientes de cerámica vidriada, es mejor no colocar platillos, porque los puede tirar o ensuciar.

Alimentación
El heno es muy bueno para estos animales, pero tendrá que colocarlo en una estantería para que el conejo pueda arrancarlo y esté siempre limpio.

La alimentación de los conejos enanos se basa fundamentalmente en avena entera o triturada, granos secos de maíz, "pellets", pan integral seco, nunca le de a su conejo pan fresco, podría producirle trastornos digestivos e incluso la muerte.

Alimentos frescos que pueden darle al conejo son zanahorias, pasto, diente de león y el trébol, que les encanta, no es muy recomendable darles lechuga.

Si recoge hierba para dársela a su mascota, debe dársela inmediatamente mientras esté fresca, si la hierba no está fresca y ya parece apelmazada, puede producirles daño al estómago.

Puede darle algún trocito de manzana, pero pequeño, ya que si colocamos una manzana entera y se ablanda, puede hacerles daño.

No les deje mordisquear toda clase de hojas verdes ya que podrían ser perjudiciales para su organismo.

Higiene
La limpieza de la jaula debe hacerse dos o tres veces en semana, cambiando completamente sólo el rincón del aseo, donde orina, el resto del lecho puede volver a utilizarse si está seco.

Las jaulas deberían ser desinfectadas dos veces al año como mínimo utilizando un desinfectante doméstico para evitar parásitos. Hay que cuidar de eliminar concienzudamente los restos de jabón o desinfectante.

Los conejos defecan unas pequeñas bolitas que sueltan por todas partes, un buen método de adiestramiento, es cuando el pequeño llega a casa, al dejarlo suelto, si vemos que está inquieto o empieza a escarbar fuertemente o se vaya a un rincón, entonces debemos cogerle y llevarle a su rincón de aseo en la jaula.

Algunos conejos aprenden fácilmente y a otros les cuesta más aprender, y otros no aprenden nunca, pero debemos intentarlo.

Es importante que no sitúe al animal en lugares donde haya corrientes de aire, pues suele afectarles mucho.

Cuidados
No es necesario bañarles, ya que ellos mismos están siempre limpiándose la piel, en las épocas de muda, puede ayudarles con un cepillo a quitarles los pelos que se caen.

Estos animales aguantan temperaturas muy bajas, hasta -20 grados centígrados, pero no se sienten bien a temperaturas de unos 20 grados centígrados.

En los días de más calor, no ponga a su conejo directamente al sol ni en un lugar caluroso, porque podría sufrir lesiones cerebrales o un ataque al corazón, si el conejo se estira y jadea para ventilar sus pulmones, llévelo enseguida a un lugar fresco y refresque sus patas con agua, si no mejora muy pronto llévelo enseguida a un veterinario.

Si se hace heridas con puntas o bordes de alambre, límpiele la herida y aplique una pomada antiséptica o cicatrizante. Si la herida es más profunda, llévelo a un veterinario.