Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

Sobre tallas grandes

Tallas 46 y más. Hemos hablado con diversos representantes de la moda que se aparta de las tallas estándar.

GRACIA ELVIRA / MUJERACTUAL
Modelo de Elena MiróRosa María Ordóñez es una de las responsables de Grupo Superlínea y Gemma Ansodi, es modelo de la agencia de tallas grandes Damos la Talla.

¿Es cierto que existe cierta dificultad para encontrar ropa de tallas a partir de la 42 para gente joven?

    Rosa María - Sí, existe un problema real para encontrar ropa juvenil y de tallas grandes, la ropa es muy esport y nunca encuentras la misma ropa o de un corte parecido al que pueda vestir una chica de una talla 38.

    Gemma - Los diseñadores nos deben el respeto a las tallas, deben tener en cuenta al otro 50% de la población, el que viste tallas a partir de la 46, porque también quiere vestir a la moda, y que por otra parte no se trata de ninguna talla desorbitada.

¿El precio es el mismo que para cualquier prenda de tallas más estándar?

    Gemma - No, en absoluto, aquí se sigue la ley de la oferta y la demanda, como hay menos oferta y mucha demanda, es evidente que los precios han de ser más altos, porque la escasez de ropa de tallas grandes hace que suban los precios.

¿Cuánto puede costar una pieza sencilla, como por ejemplo un jersey o una blusa?

    Rosa María - Una pieza puede costar alrededor de los 150 euros, lo que no está al alcance de todo el mundo, esto es injusto y discriminatorio ya que una persona con una talla pequeña puede conseguir ropa a un precio muy inferior, por la gran oferta que hay.

Eva María Pérez Llano es modelo de tallas grandes, titulada por la Escuela Europea de Modelos, ha trabajado con firmas muy importantes de moda en pasarela e intenta abrirse camino en el mundo del cine y la publicidad. Hablamos con ella de la problemática real de discriminación que sufre la mujer en su profesión.

¿Has notado en algún momento un trato diferente por parte de los diseñadores respecto a las otras modelos?

    Los diseñadores cuando ven una mujer de una talla grande, temen que no sea lo suficientemente profesional en lo alto de la pasarela, la rechazan sin más, y sin embargo, cuando han tenido la oportunidad de ver a una de nosotras pasar ropa se quedan sorprendidos de la profesionalidad que demostramos.

¿Te has encontrado alguna vez con un problema de discriminación por tener una talla 48?

    Sí. Hace pocos días estuve en un casting para hacer un anuncio de una importante marca de compresas y cuando entré en el local, una de las chicas que trabajaba allí me dijo textualmente: "Quítate la chaqueta, ¿te has colado en la agencia?, ¿te has visto cómo estás de gorda?". Yo le contesté: "Sí, soy modelo de tallas grandes, mi talla es una talla media, la 48. Aparte, ¿el casting no es para compresas, es que las chicas gordas no tienen la menstruación?. Ella me dijo: "Esta firma no quiere una imagen de talla grande, no hace falta que hagas la prueba".

    Me indigné tanto que le contesté que después de esperar tanto tiempo pensaba quedarme a hacer la prueba. Sin embargo, la chica se excusó diciendo que la firma que representaba no quería trabajar con personas gordas.

¿Te has encontrado con algún otro caso aparte de esta firma conocida de compresas?

    Sí, nunca aceptan en publicidad personas de tallas grandes y en cine también es difícil que te den algún papel. El único director que me ha llamado para hacerme alguna prueba es Bigas Luna. Me gustaría añadir que los diseñadores y publicistas deberían darnos una oportunidad de demostrar que el estilo y la profesionalidad no lo hace tan solo una talla.