Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

Noveno mes de embarazo contado por un bebé

En cualquier momento puede ocurrir mi nacimiento. Mamá ya se ha puesto en contacto con la comadrona que ha aconsejado que si rompe aguas o nota las contracciones vaya sin nervios al hospital. Allí le confirmarán si está de parto, le pasarán a la sala de dilatación y al paritorio.

MARÍA JESÚS RALUY / MUJERACTUAL
Lorena durmiendo
Hola, soy Lorena y ¡ya he nacido!. Todo fue perfecto. He pesado 3 kilos y medio y he medido 50 cm. y todos dicen que soy muy guapa. ¿A qué merece la pena esperar nueve meses?. Besos.
Ya estamos en el último mes. En este mes ya estoy lista para venir al mundo y mi organismo se prepara activamente para ello. En mi cráneo hay dos espacios fibrosos (las fontanelas) para facilitar la salida de la cabeza en el momento del parto. El desarrollo de los huesos se acelera, la piel se hace más espesa y los reflejos nerviosos ya han madurado.

También me ha caído la delgada pelusa que antes me recubría dejando ver una piel rosada protegida por el barniz caseoso (capa de grasa) que la hace impermeable.

En este mes me muevo menos porque me queda poco espacio. Ya me preparo para salir y mis cambios fisiológicos son mínimos. Ya he descendido hacia el canal del parto y el útero sigue en su movimiento de descenso librando a los pulmones y al estómago de la presión que ejercía sobre ellos.

Cambios en mamá
Durante este mes mamá ha aumentado dos kilos y medio, por lo que su peso total ganado es de once kilos y medio. La barriga le ha bajado. Al final de este mes la placenta comienza a reducir la producción de progesterona lo que hará que las contracciones del útero comiencen a ser más intensas. Las contracciones momentáneas sirven para preparar el cuello del útero para mi paso.

Durante este mes las visitas al ginecólogo son más continuas y le hacen la prueba de monitorización, que consiste en colocar unas bandas con captador de sonido sobre el abdomen para detectar los latidos cardíacos del feto y las contracciones uterinas, observando si existe sufrimiento fetal, en cuyo caso se provocaría el parto. Como mamá dará a luz con anestesia epidural, unos veinte días aproximadamente antes del parto le hacen un examen preanestésico para asegurar que no correrá ningún riesgo.

El pecho le ha aumentado considerablemente de volumen y al exprimir los pezones puede salir calostro (líquido amarillento que precede a la leche).

Ya tiene preparadas todas las cosas para ir al hospital por si en cualquier momento se pusiera de parto. La maleta que debe llevar ha de contener:

  • 3 camisones abiertos por delante
  • una bata
  • alguna toalla
  • un par de zapatillas
  • el carnet de identidad, el libro de familia y cualquier documento que pueda ser útil
  • un neceser con jabón, champú, peine, gel, colonia y pañuelos de papel
  • 2 sujetadores para la lactancia
  • discos protectores desechables para el pecho
  • braguitas desechables
  • compresas higiénicas grandes
  • una caja de gasas estériles
  • la ropa necesaria para los primeros días de vida del bebé

En cualquier momento puede ocurrir mi nacimiento. Mamá ya se ha puesto en contacto con la comadrona que le ha recomendado que si rompe aguas o nota las contracciones vaya sin nervios al hospital. Allí le confirmarán si está de parto, le pasarán a la sala de dilatación y después al paritorio.

Sigue el embarazo mes a mes
1 2 3 4 5 6 7 8 9