Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual
LAS POSTURAS DEL AMOR

La tijera
Tendido de espaldas, él apoya los hombros sobre un cojín para elevar la cabeza y poder ser un espectador, la mujer abre las piernas y se estira en la orientación contraria, quedando con la cabeza entre los pies del hombre. La penetración debe ser lenta y sensual. El ritmo del coito debe ser compartido, aunque es él quien cogiéndola por los muslos impone velocidad.

La tijera