Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

Alteraciones de la columna vertebral

La mayoría de los dolores de espalda son debidos a causas musculares, aunque también pueden ser consecuencia de alteraciones de la columna vertebral como escoliosis, cifosis y lordosis.

YOLANDA BARBERÁN / MUJERACTUAL
Espalda de una mujerLa columna vertebral está formada por 33 vértebras repartidas de la siguiente manera: 7 cervicales, 12 dorsales, 5 lumbares, 5 sacras y el resto formando el coxis. Vista de perfil la columna presenta una serie de curvaturas fisiológicas, mientras que a nivel cervical y lumbar presenta una concavidad posterior, a nivel dorsal y pélvico presenta una concavidad anterior.

Los dolores de espalda son muy frecuentes en nuestra sociedad, la mayoría de las veces se deben a causas musculares, pero en ocasiones pueden ser consecuencia de alguna alteración de la columna vertebral o raquis.

Escoliosis
Se conoce con este nombre a la desviación lateral de la columna. Normalmente existe una curva primaria y otra secundaria cuya función es ejercer una especie de compensación para que el individuo que la padece pueda mantener una posición erecta.

Cuando la escoliosis es muy grave se produce la rotación de una o más vértebras con inclinación lateral, he aquí el origen de la escoliosis. Aunque lo cierto es que son mucho más numerosas las denominadas falsas escoliosis, normalmente como consecuencia de los malos hábitos posturales (al estudiar, al trabajar o cuando permanecemos tumbados) sin que exista ninguna rotación de vértebra.

Estas falsas escoliosis también pueden aparecer como consecuencia de una deficiencia muscular en un lado de la columna, o a consecuencia de tener una pierna más corta que otra, etc.

Como vemos, las denominadas falsas escoliosis son mucho más abundantes que las auténticas escoliosis. Estas últimas son fácilmente apreciables puesto que las personas que las padecen presentan una disimetría o desnivel en todas las estructuras de su espalda, por ejemplo: una escápula sobresale mucho más que la otra, tanto el hombro como la espina ilíaca se ven más altos que los del lado contrario, el centro glúteo se halla desplazado...

El método más habitual utilizado por los médicos para averiguar si existe una posible escoliosis es dejar caer a lo largo de la espalda una plomada, estableciendo el centro en el cuello del paciente. Si se confirma la escoliosis el especialista utilizará métodos más precisos para establecer con precisión el grado de desviación.

Cuando el grado de desviación es inferior a 10 grados se resuelve con la enseñanza de una buena higiene postural y el fortalecimiento de los músculos paravertebrales. Si la desviación se halla entre 20 y 40 grados además de lo mencionado será necesario el uso de corsés correctores. Y si la desviación es superior a 40 grados puede que sea necesario recurrir a la cirugía.

Cifosis
Se conoce con este nombre a la desviación anormal de la columna hacia delante, es decir, cuando existe una concavidad anterior superior a 40 grados en la zona dorsal, o cualquier concavidad anterior que exista en la zona cervical o lumbar.

Esta alteración de la columna puede deberse bien a causas congénitas (malformaciones), o bien como consecuencia de inflamaciones de los cuerpos vertebrales, osteoporosis...

Normalmente se utilizan corsés para su corrección, sólo en casos muy concretos será necesario recurrir a la cirugía.

Lordosis
Se trata del caso contrario a la alteración anterior, o sea, una concavidad posterior exagerada en la zona cervical o lumbar, lo que consecuentemente producirá dolor y contracturas musculares. La hiperlordosis lumbar es muy habitual en las mujeres embarazadas.