mujeractual : salud : DOLENCIAS


Hernia discal

Las mujeres, como consecuencia de los embarazos y las tareas domésticas tienen más probabilidades de padecer una hernia discal.

YOLANDA BARBERÁN / MUJERACTUAL
¿Qué es una hernia discal?
Nuestra columna esta formada por una serie de vértebras, entre una y otra, en el denominado espacio intervertebral, se encuentra el disco, que es un amortiguador duro en forma de anillo que rodea un centro carnoso. Los discos intervertebrales son los encargados de otorgar movilidad a nuestra columna, pero cuando el disco va perdiendo elasticidad y empieza a desplazarse fuera de su sitio habitual, ya sea por un proceso degenerativo a causa de la edad o como consecuencia de una sacudida fuerte o un accidente, es cuando aparece la lesión que denominamos hernia discal o hernia de disco.

Cuando el disco se sale de su lugar, ejerce una presión sobre los ligamentos y los nervios que comunican con la médula espinal, provocando un intenso dolor, dolor que se agravará al defecar, estornudar o realizar cualquier otro esfuerzo, pero cuando el disco sólo se desplaza en parte, puede quedar pinzado por las vértebras contiguas y llegar a romperse.

Las mujeres, como consecuencia de los embarazos y las tareas domésticas, tienen más probabilidades de padecer una hernia discal que los hombres, exceptuando a ciertos profesionales como los obreros de la construcción y otros oficios que desarrollan tareas físicas duras, que también resultan enfermos o lesionados potenciales.

¿Qué podemos hacer para aliviarla?
Si sufres de una hernia de disco hay una serie de medidas que puedes realizar para reducir o aliviar el dolor que ésta te produce, como:

  • Aplicar frío o calor en la zona afectada.
  • Dormir en un colchón duro.
  • No levantar pesos. Si tienes que coger algo del suelo dobla las rodillas, nunca tu espalda.
  • Realizar una serie de ejercicios, como las tracciones vertebrales, también puede reportarte numerosos beneficios, pero ¡cuidado! éstos deberán estar siempre supervisados o indicados por un especialista, dependiendo de dónde este localizada la hernia realizarás unos ejercicios u otros, si éstos no fuesen los adecuados para ti podrían perjudicarte más que otra cosa.
  • Los masajes y técnicas de relajación de los músculos de la espalda también pueden ayudar a reducir la presión en el disco y por tanto mejorar la movilidad de tu espalda.

Las hernias de disco son mucho más habituales en la zona lumbar que en la cervical, aunque estas últimas pueden ocasionar complicaciones más severas si llegan a producirse.

El tratamiento habitual de las hernias discales es a base de rehabilitación y analgésicos. También pueden realizarse unas tracciones en la columna para intentar liberar los nervios de la compresión a la que están sometidos. Cuando ninguno de los métodos mencionados funciona es cuando se empieza a considerar la intervención quirúrgica, pero debes saber que más del 80% de los casos de hernia discal se resuelve sin operación.
 

MUJERACTUAL
 Recomendamos

ENVIAR A UNA AMIGA
SUSCRÍBETE GRATIS
ESPECIALISTAS
TRUCOS Y CONSEJOS
LEER OPINIONES


 Tu opinión
Nombre:

E-mail:

Título del mensaje:

Texto del mensaje:

 
 

 
 Tiendas y ofertas


© MUJERACTUAL.COM Copyright Área Internet S.L.U. Redacción   |  Publicidad