mujeractual : salud : DOLENCIAS


Pólipos

Los pólipos son pequeños crecimientos, únicos o múltiples, que se forman y crecen en las membranas mucosas, principalmente nariz, cuello del útero, estómago, intestino delgado y colon. Rara vez resultan malignos, aunque en ocasiones es conveniente extirparlos mediante cirugía para subsanar un dolor o infección crónica.

YOLANDA BARBERÁN / MUJERACTUAL
Los pólipos también pueden formarse en las vías urinarias, un síntoma de los mismos es que la orina aparezca acompañada con sangre, si esta hemorragia se produjese es conveniente acudir al médico para que descarte la existencia de algún tumor o posibles infecciones.

Los pólipos del intestino grueso o colon descendente son los más frecuentes y a veces pueden ser cancerosos, de hecho más del 90% de los casos de cáncer de colón tienen su inicio en forma de pólipos en la membrana del intestino. De ahí la importancia de que todas aquellas personas mayores de 50 años, así como aquellas otras que tengan antecedentes familiares de cáncer intestinal, o sufran de colitis ulcerosa o pólipos, se realicen una revisión periódica, normalmente con colonoscopia y sigmoidoscopia.

La colonoscopia consiste en introducir a través del ano un tubo largo y flexible (colonoscopio) con el cual el especialista puede explorar el colon, comprobando la presencia de pólipos y las características externas de los mismos, incluso puede tomar muestras de pólipos y úlceras para poder analizarlas posteriormente o lograr la extirpación total del pólipo. La sigmoidoscopia utiliza una técnica muy similar para analizar la parte baja del intestino.

Los síntomas más habituales o que se presentan con mayor frecuencia en los pacientes afectadas de pólipos en colon son: anemia, normalmente debida a la pérdida de sangre, y también de moco, junto con las heces; y también pueden presentar diarrea y dolores abdominales. Después de realizadas las distintas pruebas y según los resultados obtenidos, el paciente deberá someterse para el correcto tratamiento de los pólipos o bien a una escisión endoscópica o a una resección quirúrgica, según la magnitud y el tipo de pólipo encontrado.

Clasificación de pólipos
Existen diversos tipos de pólipos, que a continuación pasamos a describir:

  • Pólipo con carcinoma in situ: el carcinoma no ha invadido la capa muscular de la mucosa.
  • Pólipo con carcinoma invasor o pólipo maligno: el carcinoma ha penetrado en la capa muscular de la mucosa. Menos del 5% de los pólipos llegan a ser malignos.

También podemos clasificarlos según su morfología en:

  • Pólipo pediculado: que son aquellos que tienen cabeza, cuello, tallo y base.
  • Pólipo pseudopediculado: son aquellos que tienen cabeza, cuello y base.
  • Pólipos planos y de extensión lateral: sólo tienen cabeza y base, y su diámetro siempre es mayor que su altura. Éstos últimos a diferencia de los otros dos tienen la misma submucosa que la pared del colon por lo que muchos de ellos son extirpados mediante cirugía.

MUJERACTUAL
 Recomendamos

ENVIAR A UNA AMIGA
SUSCRÍBETE GRATIS
ESPECIALISTAS
TRUCOS Y CONSEJOS
LEER OPINIONES


 Tu opinión
Nombre:

E-mail:

Título del mensaje:

Texto del mensaje:

 
 

 
 Tiendas y ofertas


© MUJERACTUAL.COM Copyright Área Internet S.L.U. Redacción   |  Publicidad