Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

Todo lo que debes saber sobre el DIU

Los dispositivos intrauterinos, más conocidos como DIU, constituyen un método anticonceptivo tan efectivo como la píldora, pero sin algunas de sus contraindicaciones.

YOLANDA BARBERÁN / MUJERACTUAL
Todo lo que debes saber sobre el DIUSu eficacia alcanza el 98 %, mayor que la del preservativo o el diafragma, y tiene una duración de dos a cinco años, dependiendo del modelo. Estos mecanismos tienen diversas formas: de T, de Y, de 7, de ancla, etc., y suelen estar hechos de material sintético recubierto con hilo de cobre, aunque también existe un DIU a base de una hormona, la progesterona.

Estos pequeños objetos son introducidos en el útero, donde producen los siguiente efectos:

  • Dificultar el paso de los espermatozoides hacia las trompas.
  • Aumentar la movilidad de las trompas para así dificultar la fecundación.
  • Impedir la anidación del óvulo en el supuesto de que haya habido fecundación.

Este método anticonceptivo es ideal para aquellas mujeres que ya han tenido algún hijo y tienen una pareja estable. Además de no provocar ninguna alteración hormonal, es un método cómodo y eficaz que no influye ni en la ovulación y en las relaciones sexuales. Si quieres informarte para tener la posibilidad de utilizarlo, deberás acudir a tu ginecólogo, él te realizará una revisión para comprobar que no sufras ninguna infección o que no exista ningún otro motivo que desaconseje la utilización del DIU.

Si la revisión resulta satisfactoria te recetará el más apropiado parta ti, y te lo colocará con un pequeño aplicador que comprime el DIU para introducirlo en la vagina y que lo libera una vez se encuentra en el interior del útero, donde recupera su forma original y se adhiere a las paredes de éste. La colocación del DIU deberá realizarse siempre durante la menstruación, ya que entonces el cuello del útero esta más abierto, además de tener la total seguridad de que no estás embarazada.

Tras la colocación deberás aprender a notar los hilos del DIU, estos suelen colgar unos tres centímetros dentro de la vagina, y es una buena medida de prevención que compruebes después de cada regla que éstos estén en su sitio, así sabrás que el DIU también lo está, pues aunque la posibilidad de perderlo o expulsarlo es remota, no es imposible, y si se da el caso, lo que hará tu médico es recetarte otro DIU que se adapte mejor a la forma de tu útero.

Si tu ginecólogo no recomienda otra cosa, deberás acudir una vez al año a revisión, y cuando te toque renovarlo, recuerda que debes hacerlo antes de que este caduque, pues llegado el momento pierde totalmente su eficacia y corres el riesgo de quedarte embarazada, tu ginecólogo te lo retirará tirando de los hilos con un instrumento especial para dicho fin.

Contraindicaciones
Este método no es recomendable después de una infección vaginal, un parto o un aborto, ni para mujeres que no hayan tenido ningún hijo, pues a pesar de que existen DIU de pequeño tamaño, éstas suelen tener el útero demasiado estrecho como para admitirlo sin problemas, tampoco es recomendable para mujeres que mantienen relaciones sexuales con diversas parejas, puesto que el DIU incrementa la posibilidad de riesgos de infección, y al haber contacto entre la vagina y el útero a través del hilo del DIU, podría haber complicaciones.

Las mujeres con tendencia a padecer anemia, no deberían utilizarlo, puesto que uno de los efectos secundarios de la utilización del DIU, es que las reglas suelen ser más abundantes, aunque hay que tener en cuenta que esto es normal durante los tres primeros meses, incluso pueden ser dolorosas, pero pasado este tiempo todo suele volver a la normalidad. Es posible que haya pequeñas pérdidas entre períodos, pero esto no tiene gran importancia, ahora bien, si tienes escozor en la vagina o flujo maloliente, deberás acudir a tu médico.

Para finalizar recordamos a aquellas mujeres que opten por este sistema anticonceptivo, que no es conveniente el uso de tampones durante la regla, pues podrían enrollarse con el hilo del DIU, y que debes tener en cuenta que si tomas antiinflamatorios, o incluso Aspirina, en dosis altas, puedes anular temporalmente su efecto.