Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

Espermicidas vaginales

En el mercado puedes encontrar diversos productos espermicidas, descubre cómo son, su funcionamiento y qué tipo de seguridad pueden ofrecerte a la hora de regular tu control de natalidad.

YOLANDA BARBERÁN / MUJERACTUAL
Espermicidas vaginalesLa técnica de introducir una determinada sustancia en la vagina, para así prevenir posibles embarazos, es una práctica tan antigua como extendida por todo el globo terráqueo. En la actualidad podemos encontrar esta serie de sustancias en forma de cremas, gelatinas y espumas. Dichos productos tienen dos funciones: una, impedir la entrada de semen en el útero, a modo de barrera, y dos, matar a los espermatozoides, de ahí que dichas sustancias reciban el nombre de espermicidas.

Como hemos dicho, los espermicidas vaginales podemos encontrarlos bajo diversos tipos de presentación, de entre todos ellos destacaremos los que podemos encontrar en forma de espuma en aerosol, ya que son mucho más eficaces que los que podemos encontrar en forma de crema, gel o gelatina. Estos últimos sólo nos darán una protección adecuada si los combinamos con otros métodos anticonceptivos como el diafragma o el condón.

La espuma
Además de resultar más higiénica, es la más fácil y agradable de usar. La postura ideal para asegurar una buena impregnación de la vagina con dicho producto, será permaneciendo tendida sobre la espalda, de esta manera su distribución resultará más uniforme. La forma más correcta de aplicación es: agitar bien el bote y llenar el aplicador, que tiene forma de jeringa, separar el aplicador del recipiente e introducirlo en el interior de la vagina, hasta el fondo, donde depositaremos la espuma.

Recomendaciones:

  • Si deseamos una protección extra, repetiremos la operación, cuanta más espuma, más protección.
  • La espuma debe ser introducida siempre justo antes del coito, como máximo 30 minutos antes, cuanto más tiempo pase entre la introducción de la espuma y el coito menos protección barrera tendremos.
  • Deberemos introducir más espuma, antes de cada nuevo coito.
  • No deberemos hacer lavados internos de vagina en un mínimo de seis horas después del coito, éstos además de resultar innecesarios podrían reducir el efecto espermicida.

Este producto, pese a ser el más eficaz de los espermicidas existentes en el mercado tan sólo es efectivo en el 80% de los casos, lo cual quiere decir que conlleva un riesgo alto de embarazo.

Cremas y gelatinas
Estos espermicidas usados en solitario ofrecen una seguridad anticonceptiva bastante insuficiente, mientras que si son usados en combinación con el diafragma o el preservativo o en los días fértiles por aquellas mujeres que usan la espiral, dan excelentes resultados, una protección del 100%. Claro que hay que tener cuidado de no confundir estos productos con simples lubricantes, pues a veces la información de los envases suele ser bastante confusa.

Recomendaciones:

  • Aplicar estos productos justo antes del coito.
  • Si hay un segundo coito, deberemos realizar una nueva aplicación.
  • Deberán transcurrir un mínimo de seis horas antes de poder lavar el interior de la vagina.

Existen también otros productos espermicidas como tabletas de espuma, supositorios, etc... pero éstos, aunque más baratos, suelen resultar bastante ineficaces si realmente deseamos llevar a cabo un verdadero control de natalidad.

La gran ventaja de estos productos es que carecen todos ellos de efectos secundarios y pueden adquirirse prácticamente en la totalidad de los países occidentales sin receta médica.