Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

¿Qué comer para estar siempre joven y sano?

Cada vez se tiende más a comer pensando en proteger nuestra salud, además de para nutrirnos y ser capaces de seguir día a día con nuestra vida cotidiana. Sin embargo se descubren cada día propiedades nuevas de los alimentos, propiedades que nos alargan la vida o nos ayudan a prevenir enfermedades.

GRACIA ELVIRA / MUJERACTUAL
MujerCitaremos aquí algunos de los alimentos clave para esta nutrición del futuro:
  • Alimentos que contienen vitamina E
    La vitamina E aporta a nuestro cuerpo algo tan importante como es la reducción del riesgo de sufrir un infarto, evita la formación de trombos en la sangre y se cree que también favorece la prevención de la arterosclerosis. Todo esto lo consigue aumentando las defensas de nuestro organismo. Las pipas de calabaza son grandes portadoras de vitamina E. La cantidad necesaria de vitamina E diaria estaría en 100 unidades si la tomamos de forma natural y 200 si se trata de vitamina sintética.

  • Alimentos antioxidantes
    Según recientes estudios se ha determinado que los antioxidantes, que se encuentran fundamentalmente en frutas y verduras pueden reducir considerablemente enfermedades como el cáncer, infartos o enfermedades de los huesos. Para cubrir las necesidades de nuestro cuerpo de estos alimentos, deberemos tomar entre 4 raciones de fruta y verdura al día, 4 de cereales integrales y 1 de frutos secos. Una ración vendría a ser una cucharada sopera de verdura o de cereales y si nos referimos a fruta fresca pues una pieza mediana.

  • Ácidos grasos omega-3
    Estos ácidos se encuentran sobre todo en el pescado azul. En nuestro cuerpo actúan reduciendo el riesgo de infarto y las enfermedades de huesos. Incluso se ha demostrado que tomando altas dosis de estos ácidos se alivia el estado de depresión. Hay que tomar al menos dos veces a la semana pescado azul como el atún, la sardina o el salmón, para tener cubierta la dosis necesaria.

  • La soja
    Se ha demostrado que esta proteína es capaz de reducir los niveles de colesterol del cuerpo hasta un diez por ciento, además es un fuerte inhibidor de la actividad de las células cancerosas. Contiene unas sustancias capaces de potenciar el sistema inmunitario, disminuyendo de esta forma el riesgo de sufrir infarto o de desarrollar un cáncer. La dosis recomendada estaría en tres raciones al día. Una ración equivale a un yogur de soja o una taza de leche de soja.

  • Alimentos fitoquímicos
    Estos alimentos son capaces de inhibir el crecimiento de células cancerosas, se encuentran fundamentalmente en alimentos como la fruta, verdura, ajos, la soja, los frutos secos, los cereales integrales, el vino tinto y el té verde. Las verduras con más poder anticancerígeno serían la coliflor, el brócoli y la col. El té verde es capaz de reducir en gran escala el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. Contra el cáncer de colon, es efectiva una dieta rica en cereales integrales debido a que refuerzan las defensas del organismo.

Han cambiado muchas cosas en el concepto de la nutrición, hasta nuestros días se creía que comiendo bien y mucho se prevenían las enfermedades. Hoy en día, se tiende a especializar el tipo de comida y racionalizarlo de forma que esos nutrientes afecten concretamente a nuestro cuerpo a nivel celular, impidiendo la aparición de enfermedades tan graves como el infarto o el cáncer.

Ampliar:

  • Diez formas de mejorar la nutrición