Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

Proteínas animales

Las proteínas animales son las más completas, y su función en nuestro organismo es de vital importancia: son las encargadas de la creación y reparación de nuestros tejidos.

YOLANDA BARBERÁN / MUJERACTUAL
Proteínas animalesPodemos decir que las proteínas animales son las más completas y su función en nuestro organismo es de vital importancia (especialmente en las embarazadas y en los niños, no olvidemos que ellos deben tomar mayor proporción de proteínas que los adultos) puesto que se encargan de la creación de los tejidos, células, músculos... y de su reparación. Una dieta con un déficit en proteínas puede conllevar un retraso en el crecimiento, provocar anemia y disminuir nuestras defensas contra las infecciones, pero cuidado, porque su exceso puede sobrecargar la función de algunos órganos como el hígado o el riñón.

Las proteínas son vitales para el mantenimiento de una buena salud, y las que provienen de los animales son ricas en micronutrientes y en aminoácidos esenciales.

Ternera
Contiene la mitad de grasas que la carne magra de vaca y la misma cantidad de vitaminas y minerales. Su carne corresponde a las reses más jóvenes (entre 3 y 6 meses) y es más rosada y clara que la de la vaca, con una textura fina y ligeramente húmeda. Por su delicado sabor se aconseja que sea cocinada al horno o la parrilla, dorándola a fuego lento, y acompañarla de guarniciones suaves, su sabor suele mejorar si se sazona con especias como el estragón, el tomillo o el laurel. Es importante evitar la carne de apariencia seca o color pardusco, y consumirla antes de las 24 horas después de haberla comprado.

La carne de ternera contiene cantidades importantes de folatos, calcio, esencial para la formación de las estructuras óseas; zinc, necesario para la reparación de los tejidos; vitamina C, que favorece la protección de las mucosas y ayuda a cicatrizar heridas; y vitaminas del complejo B, necesarias para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Su consumo también es importante para la formación de glóbulos rojos y para la prevención de la anemia.

Cordero
La carne del cordero también resulta una fuente importante de vitaminas del complejo B, zinc y hierro de fácil absorción.

Sin duda alguna la mejor parte del cordero para su consumo desde el punto de vista nutritivo es la pierna, ya que es el corte con menor contenido en grasa, aunque hay que mencionar que la paletilla es más sabrosa, y al igual que la ternera la forma más sana de cocinarlo es asado o a la parrilla.

A la hora de comprarlo, debemos tener en cuenta que el color que debe tener una carne de cordero de calidad es café rosáceo, teniendo en cuenta que en verano es algo más oscura. Resulta conveniente recordar también que las carnes crudas deben almacenarse en la rejilla más baja de la nevera y a una temperatura que no supere los 5 grados centígrados.

Ampliar

  • ¿Proteínas vegetales o animales?