Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

¿Proteínas vegetales o animales?

Durante muchos años se ha tenido la creencia errónea que había que comer mucha carne para obtener las proteínas necesarias. Erróneo del todo, basta un simple ejemplo, la soja es un vegetal y es el alimento que más proteínas contiene.

GRACIA ELVIRA / MUJERACTUAL
SojaHay familias en las que no falta un plato de carne cada día, toneladas de carne si pensamos en los millones de familias que consumen ese alimento diariamente, aunque sea relativamente barato comer carne, hemos de pensar en el precio que pagamos a través del impacto ambiental.

Sólo hay que pensar en los miles de toneladas de despojos que se queman porque no sirven para el consumo humano, el humo que produce quemar esos despojos contiene sustancias peligrosas para el medio ambiente.

Aunque parezca cómico, uno de los gases que produce el efecto invernadero del planeta es el metano y el ganado lo libera en grandes cantidades a través de las ventosidades.

Hasta aquí hemos hablado del impacto ambiental pero también puede tener repercusiones para el organismo un consumo excesivo de carne, uno de estos efectos negativos es que nuestro cuerpo absorbe indirectamente a través del consumo de carne animal todos los medicamentos y sustancias que previamente ha consumido el animal. Por eso es tan importante comprar carne de calidad, que provenga de animales criados en granjas con las debidas condiciones higiénicas y de cuidado.

A los riesgos añadidos al consumo de carne hay que sumar el de quedar afectado por el llamado "mal de las vacas locas" científicamente denominado encefalopatía espongiforme bovina (EEB). Se cree que esta enfermedad que sufren los bovinos es debida una mutación en el cerebro, sin embargo, hay otra posición secundada por expertos científicos que mantiene que esta enfermedad deriva del consumo de piensos compuestos por restos animales.

Esta enfermedad puede pasar a los humanos a través del consumo de carne infectada o incluso a través de transfusiones de sangre de personas infectadas, aunque esto último no se ha demostrado todavía. La enfermedad en las personas se manifiesta por una dolencia neurodegenerativa muy dolorosa y terminal, ya que es incurable. Las medidas adoptadas por los gobiernos de la Unión Europea establecen que todos los animales que tengan una edad superior a 30 meses y se lleven a sacrificar deberán ser analizados para detectar un posible brote de la enfermedad.

Se prohibió la utilización de harinas compuestas por restos de animales para la alimentación de reses. Pero esto no es garantía en ningún caso de que no pueda existir un nuevo brote de la enfermedad, puesto que no se ha prohibido determinantemente su uso y bien pudiera ser debida la enfermedad a la utilización de esos piensos.

Al final de toda esta exposición, lo que nos queda claro es que no hace falta comer tanta proteína derivada de carne animal, ya que podemos obtenerla a través de las proteínas de las legumbres y sobre todo de la soja como indicábamos antes. Y la carne que consumamos, hemos de acostumbrarnos a comprarla de calidad, que provenga de animales criados en semi-libertad y alimentados con piensos naturales, no alimentados con harinas fabricadas con restos de animales.

Ampliar

  • Proteínas animales