mujeractual : salud : TEMAS


Curanderos: ¿timadores o iluminados?

Existen personas que, cansadas de buscar remedios a la enfermedad, recurren a vías diferentes a la medicina tradicional. Una de estas vías es el curanderismo, fenómeno muy arraigado en algunas sociedades. El fenómeno de la curandería es algo que ha estado forjándose durante los últimos tiempos como algo extremadamente público. La mayoría de los curanderos que actualmente ejercen sus supuestos poderes son tratados como verdaderos timadores.

RUTH RIBERA / UNO CONTENIDOS
Las salas de espera donde los curanderos ejercen su actividad, suelen estar atestadas de enfermos desahuciados, que buscan una última esperanza en estas personas. La mayoría usa complicados brebajes fabricados a partir de alimentos, desechos e incluso heces de animales. No es fácil, sin embargo, conocer el contenido íntegro de las recetas tradicionales. Los curanderos, absolutamente discretos en su trabajo, guardan infinidad de secretos. Habitualmente, por ejemplo, presentan a su paciente el remedio molido, precisamente para que no pueda conocer los ingredientes.

Los pacientes suelen acudir al mismo curandero una media de diez veces por cada dolencia, ya que a partir del momento en el que una persona advierte un cierto alivio, aunque no sea real, acudirá a este sanador en el momento en el que note algún dolor por muy pequeño que sea.

En el extremo opuesto a los curanderos se encuentra la comunidad médica, que con mirada perpleja observa el desfile de curaciones milagrosas que podemos ver todos por la televisión, que ha sido el medio que se ha encargado de que proliferen este tipo de gurús y magos. Tampoco se quedan atrás las personas que denuncian este tipo de prácticas. Generalmente suelen ser los familiares de los pacientes, por que son éstos los que han intentado disuadirle de acudir a un curandero.

Las denuncias más comunes son las de perjuicio económico. Son casos en los que el sanador ha comenzado a pedir dinero desde la segunda visita del paciente. Ante este tipo de engaños poco se puede hacer, y es que estas transacciones no pueden demostrarse al no existir facturas ni documentos acerca de la existencia de este negocio.

Por supuesto, también hay quien afirma haber sido sanado por los curanderos. Estas personas incluso llegan a decir que una enfermedad tan complicada y desconocida para los médicos, ha sido curada con una simple imposición de manos.

Algunos curanderos utilizan la técnica de la charlatanería y los ganchos para atraer a sus adeptos, actúan como verdaderos santones que predican a su audiencia. A veces llegan a bendecir agua, que venden en pequeñas botellas a muy elevado coste.

Los curanderos afirman haber sido dotados de sus poderes directamente por fuerzas superiores a nuestro entendimiento. Estos poderes pueden haber sido causados por un momento determinado, generalmente traumático, donde comienzan sus poderes o dones.

¿Podemos fiarnos?
Un accidente, la muerte clínica y el efecto túnel, la perdida de un ser querido, su propia recuperación de una enfermedad "incurable", la abducción, un visitante nocturno, una posesión fantasmagórica temporal, reencarnación de un médico famoso a partir de cierto momento, etc.

La pregunta que nos hacemos al oír hablar de estos sanadores es: ¿Podemos fiarnos de los curanderos?. En resumidas cuentas no se puede negar que todos hemos escuchado en alguna ocasión contar algunas historias de personas conocidas que han acudido al curandero, y por supuesto no podemos negar lo que éstas proclaman como cierto, aunque el resultado de estas visitas puede llegar a ser de lo más diverso. La galería está compuesta por personas que han sanado misteriosamente de enfermedades que la ciencia médica consideraba incurables.

Sin embargo, los testimonios más optimistas acerca de la ciencia de la curandería tampoco pueden dar la espalda a las más sonadas y peligrosas estafas, experiencias que no son más que el reflejo de un mundo que resulta, cuanto menos, confuso y misterioso.

Por todas estas razones debemos formular otra vez esta pregunta, que realmente nadie parece estar capacitado para responderla: ¿Podemos fiarnos de los curanderos?
 

MUJERACTUAL
 Recomendamos

ENVIAR A UNA AMIGA
SUSCRÍBETE GRATIS
ESPECIALISTAS
TRUCOS Y CONSEJOS
LEER OPINIONES


 Imágenes

Imagen
Las salas de espera donde los curanderos ejercen su actividad, suelen estar atestadas de enfermos que buscan una última esperanza.

 Tu opinión
Nombre:

E-mail:

Título del mensaje:

Texto del mensaje:

 
 

 
 Tiendas y ofertas


© MUJERACTUAL.COM Copyright Área Internet S.L.U. Redacción   |  Publicidad