Suscríbete gratis al boletín de Mujeractual

Estudio sobre el acoso sexual en el trabajo

En el primer estudio de ámbito nacional sobre el acoso sexual realizado por el sindicato español Comisiones Obreras se apunta que el 54% de los trabajadores cree que el ambiente laboral en el que se encuentra es sexualmente hostil.

JAUME MONTOLIO / MUJERACTUAL
Acoso sexual en el trabajo.El estudio revela que el hostigamiento sexual se puede producir entre personas de todo el escalafón laboral, tanto entre personal cualificado como entre trabajadores de menor cualificación y que puede afectar tanto a una mujer de 20 años como a una de 40.

No se puede definir una víctima tipo, si bien algunas mujeres son más vulnerables que otras. Casi un 30% de los incidentes de acoso han tenido como protagonista a una trabajadora sin contrato. Otro dato significativo es que el 40% de las víctimas están separadas o divorciadas; parece ser que una pareja estable genera un cierto respeto que inhibe a los acosadores.

El estudio ha sido elaborado sobre 1.000 encuestas telefónicas a 600 mujeres y 400 hombres mayores de 16 años. La muestra ha intentado reflejar la estructura laboral de España: la edad, estado civil, sector económico, tipo de contrato o la proporción de hombres y mujeres en las empresas.

El 56,5% de las entrevistadas que ha sufrido algún incidente de acoso sexual ha sentido que algún compañero o jefe invadía su espacio físico y le hacía proposiciones incómodas. El 19% asegura haber sido tocada o rozada por colegas, clientes o jefes. El 12% se ha sentido presionada para mantener relaciones sexuales, y con el 9% se ha intentado ejercer chantaje.

El fin del acoso
Según el estudio, el 35% de los casos de acoso sexual termina cuando las mujeres dejan el empleo. Sólo el 3% llega a los tribunales, ya que esta vía es vista por las mujeres como una solución lejana, dolorosa o con pocas posibilidades de éxito.

La estrategia de la mayoría de las mujeres en esta situación es evitar al agresor o ignorarlo. Sólo dos de cada diez lo denunciaron ante el jefe inmediato o intentaron buscar apoyo de los compañeros (el estudio no revela si lo encontraron). Muy pocas acudieron a los sindicatos o a las asociaciones de mujeres.

Comisiones Obreras considera que muchos conflictos laborales que llegan a los sindicatos, así como muchas bajas médicas por depresión o estrés, y también algunos traslados encubren una historia de acoso sexual.

Hombres acosados
En el estudio, un 8% de los hombres asegura que ha sufrido alguna forma de acoso sexual en el trabajo. Esta cifra es muy similar a la de otros muchos estudios en el ámbito europeo. Sin embargo, el sindicato asegura que lo que muchos hombres llaman acoso no es más que una atención sexual no solicitada, pero que rara vez implica una presión o chantaje. Sí que parece que la homosexualidad pueda ser un factor de riesgo, porque se puede crear alrededor de la persona una cierta hostilidad.

Regulación
Una intervención oportuna de la empresa podría evitar los efectos no deseados que se producen cuando se denuncia el acoso sexual, el más grave de los cuales es la renuncia de la trabajadora. El Código de Conducta de las Comunidades Europeas sugiere a los empresarios que expresen públicamente y por escrito que no tolerarán este tipo de conductas.

Algunos convenios colectivos empiezan a regular el acoso sexual en el trabajo, incluyendo cláusulas por las que las empresas se deben comprometer a crear un entorno en el que se respete la libertad sexual de las personas.

Ampliar

  • Acoso sexual en el trabajo
  • Los hombres también lo sufren
  • Acoso moral y sexual